Cómo cuidar las prendas de lencería

 

Nuestro compromiso con el cliente es ayudarle a preservar el uso de las prendas, contribuir a la reducción del impacto medioambiental y la conservación de los recursos naturales. Consulta la etiqueta de cada prenda y las especificaciones de algunos tejidos.

Aquí te dejamos algunos consejos de cómo cuidar las prendas de lencería para que no tengas ningún tipo de duda. En caso de que tengas dudas, puedes ponerte en contacto con Alma Bloom aquí y nosotros te asesoraremos en el mejor cuidado de tus prendas íntimas.

Este proceso evita que los sujetadores se deformen, se rompan o estropeen tu lavadora. Cuando laves a mano, debes diluir el jabón neutro en el agua antes de introducir la prenda por un tiempo no superior a 5 minutos. 

Si decides lavar tus prendas en la lavadora, protégelas dentro de una bolsita de tela o de malla. La temperatura ideal de lavado es de 30ºC. 

No laves tus prendas blancas con prendas de color. Te recomendamos lavarlas antes del primer uso por higiene y conservación del color. 

Los tejidos quedan más suaves al tacto con el uso del suavizante, pero usar una dosis incorrecta puede tener efectos negativos y dañar los materiales. 

Conserva intactas tus prendas después de cada lavado evitando el uso del calor sobre los tejidos.

No expongas demasiado tus prendas al sol para evitar el desgaste de los colores y la elasticidad de los tejidos. Escoge un lugar aireado y cuelga tus prendas suspendidas. 

Nuestras prendas contienen fibras no aptas para ser planchadas.